Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


La Otitis volver

Imprimir Enviar a un amigo

Con la llegada del buen tiempo, y en especial en verano debido al aumento de humedad y calor, aumenta el numero de casos de Dolor de Oidos y de Otitis Externas u oído del nadador, sobre todo en nuestros hijos, patología que muchas veces nos coge por sorpresa y que en la mayoría de los casos no sabemos como actuar, y que puede terminar con unas vacaciones felices.

Como Prevenir el Dolor de Oídos

El dolor de oidos, llamado técnicamente otalgia, es algo muy frecuente y a la vez muy molesto.

Nuestros oidos están comunicados con varias zonas del cuerpo por lo que, a veces, el dolor proviene de infecciones en la laringe, inflamación de la lengua o alteraciones dentales.

Para prevenir las alteraciones propias del oído le proponemos una serie de consejos muy fáciles de seguir:

1. No introduzcas objetos en los oídos. En lugar de bastonzillos utiliza gasas estériles siempre con mucha suavidad.

2. Enseña a los más pequeños de la casa a sonarse la nariz con la boca abierta para evitar bloqueos de la trompa de eustaquio.

3. Si sufres molestias en los oídos, puedes utilizar una aspirina, ibuprofeno o paracetamol que además, pueden ser útiles si hay fiebre.

4. Si necesitas tapones (los más recomendables son los de Silicona o Espuma, que se amoldan al oído y no se salen con facilidad) para nadar durante mucho tiempo, usa gotas óticas antes y después del baño.

La Otitis

El conducto auditivo externo (el canal que va desde la oreja hasta el tímpano) tiene un revestimiento epitelial frágil y está mal aireado. Estas dos características fisiológicas condicionan un cierto riesgo de infección. Siendo la otitis externa la infección de este conducto auditivo externo.

Para prevenir estas infecciones el conducto auditivo externo está dotado de un mecanismo defensor o protector que es el cerumen. Las maniobras agresivas sobre el conducto, como el rascado y la extracción de cerumen mediante torundas de algodón, eliminan esta barrera protectora, favoreciendo la infección bacteriana. Además de que el uso de palitos higiénicos influye desfavorablemente en el mecanismo natural que tiene el oído para autolimpiarse, ya que los restos de cerumen viajan desde el tímpano hacia la oreja y con el uso de éstos, lo que se hace es empujar los restos de cerumen hacia la membrana del tímpano, haciendo que éstos se agrupen y formen un tapón que es más dificil de eliminar de forma natural.

Las lesiones dermatológicas como la psoriasis o el eccema seborreico afectan frecuentemente la piel del conducto. Estas lesiones cutáneas rompen la integridad del epitelio, lo que facilita, en gran medida, el desarrollo de la otitis externa.

Enfermedades como la diabetes constituyen también un factor predisponente tanto para el desarrollo de otitis externas difusas como el furúnculo del conducto.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda